Cómo sentirse sexy estando desnuda

22-06-09 por · 2 comentarios

Trucos y consejos para sentirte sexy

Trucos y consejos para sentirte sexy

No es necesario tener un cuerpo perfecto para ser atractiva a los ojos de un hombre y, menos aún, estando desnuda. Aunque nosotras nos esmeramos por no vernos pasadas de peso, ellos confiesan que no se preocupan de eso en los momentos de intimidad y que adoran el cuerpo femenino por lo que representa y produce, no por sus medidas anatómicas…
¡Por eso, deja atrás tus vergüenzas y temores y vuelve a sentirte libre y sin ataduras sociales… eres bella, porque tu esencia lo es!

¿Cómo sentirse sexy estando desnuda? A continuación, consejos de autoestima.

¿Te vistes en el baño? ¿Haces el amor a oscuras? ¿No quieres que te vea desnuda? Bueno, basta de eso, que nada de bien te hace. Es más, perjudica tú relación de pareja. Aunque es cierto que la mayoría de las mujeres no está conforme con su cuerpo, una forma de “comenzar a quererse es regalonearse y gustarse tal cual se es…”

Eso no quiere decir que nos despreocupemos de nuestro cuerpo y no hagamos esfuerzos por estar mejor. Pero sí hay que tener en cuenta que nadie es perfecto y que la belleza es un tema de subjetividad. Además, que para los hombres la mirada estética no es tan exagerada como la nuestra.

AUTOESTIMA CORPORAL

Es cierto que la imagen es lo que despierta el deseo en las relaciones sexuales, pero no es lo único. Incluso existen otros sentidos que llegan
a ser más fuertes en el momento de la intimidad, como es el caso del olfato, el tacto y el gusto.

Tampoco se puede negar que sobre todo los hombres se vean mayormente estimulados por la vista, pero ellos no nos ve como lo hacemos nosotras.
Ellos gozan con vernos denudas, peor no pierden el tiempo en buscar las imperfecciones que encontra mos nosotras, y es que en este tema ellos suelen ser mucho más primitivos y menos preocupados de los detalles”.
Aún así, seguimos avergonzándonos de nuestra desnudez y limitamos su muestra a la oscuridad.

Y es que la sociedad actual –y también la pasada- está muy preocupada de la apariencia y potencia una figura en extremo delgada, con mucha cirugía, implantes, botox y cabellos teñidos. Y sí no tienes esas características, pasas a obsesionarte por seguir esos cánones impuestos por los medios
de comunicación irresponsablemente.

Pero no te dejes llevar por todo eso y detente un minuto a pensar si esos parámetros son los que verdaderamente te traerán la felicidad, salud y disfrute que buscas. Lo más probable es que tú respuesta sea negativa y aceptes que aunque tengas kilos de más o la piel menos tersa que a los quince años, puedas obtener todos esos objetivos de la misma manera.

Piensa que el “90 por ciento de la sociedad no cumple con los requerimientos de la pauta publicitaria que habla de la perfección estética y, más de la mitad de los hombres siguen prefiriendo las más rellenitas que las excesivamente delgadas.”

LA ACEPTACIÓN

Éste es el primer paso para recuperar tú autoestima. Debes sentirte “cómoda en tú propio cuerpo y conocer cada una de sus potencialidades, las que te harán obtener el máximo disfrute en todas las áreas. Esto es, que una vez que “te aceptes tal cual eres, podrás gozar del sexo en toda su magnitud y dejar de mantenerte tiesa en la cama, esperando que no se te vea ni un gramo extra o, que la piel no se arrugue en tu vientre”.

Además, sí estás preocupada de estos temas, no te concentrarás en el acto en sí y dispersarás la energía, eliminando la respuesta sexual o minimizándola.

Ahora bien, para lograr esta aceptación, debes hacer un “trabajo individual y a conciencia”. Esto se logra apreciando cada espacio de tú cuerpo, una vez que estés sóla, tranquila y desnuda frente al espejo.

¡Obsérvate detenidamente y conócete. Busca las mejores partes de tú físico y piensa cómo puedes sacarle mayor provecho a cada una de ellas. Luego, camina desnuda por la casa, tranquila, sin apuro ni pudores. Siéntete libre y bella. Normaliza tú desnudez haciendo cosas cotidianas sin ropa, como por ejemplo, haz la cama sin ninguna prenda puesta. Y una vez que haya llegado el verano, intenta disfrutar de un baño solar desnuda, que de seguro te gustará…

SENTIRSE CÓMODA

Cuando hayas logrado darle cotidianeidad al tema de la desnudez y te sientas cómoda en tú cuerpo sin cobertura, integra esta modalidad en tus relaciones de pareja. Para eso, avanza de a poco. Tal vez encendiendo una lámpara primero o una vela, si aún guardas cierta timidez. Verás cómo el mirarse a los ojos y verse desnudos, entregará una dosis de erotismo al encuentro que traerá consecuentemente beneficios en tú sexualidad y en tú relación de pareja. Y sí una vez terminado el coito, sientes que estás muy desnuda y a la vista y paciencia de tu pareja, ten a mano una bata de seda, que te entregue suavidad y sensualidad, después de tantos mimos.

Lo importante es que en esta etapa vayas lentamente y un paso tras otro, sin apresurarte, para que una vez que te sientas muy cómoda en tú completa desnudez, logres despojarte de toda la ropa y de tus temores, para dejarte apreciar por tú pareja y, despertar pasiones que a lo mejor ahora se encuentran adormiladas.

Recuerda que si te aceptas y te sientes cómoda en tu cuerpo, tú autoestima corporal subirá paulatina mente, haciéndote sentir mucho más sexy y orgullosa de lo que tienes, lo que inevitablemente le gustará a tú pareja.

APRENDIENDO A SER SENSUAL

Hay personas que nacen con cierto “sex appeal” o con una coquetería intrínseca que los potencia en materia de relaciones. Sin embargo, la sensualidad es algo que se aprende con el tiempo y que está directamente relacionada a tu equilibrio interior, a la armonía que exista entre sentirte bien contigo misma y la confianza que sientas en el envase que la naturaleza te dio.

Por eso mismo, es que cualquier persona puede ser sensual, y sólo requiere para eso tener la autoestima alta y saber expresarse asertivamente con todos sus sentidos…Producto de esto, tú magnetismo personal aumentará y te volverás una persona envolvente y de la que gustará estar acompañado.

Potencia esa sensualidad mejorando tú manera de vestirte, de hablar y sobre todo de moverte. Desenvuélvete con soltura y créete el cuento. Sí te sientes sexy, transmitirás ese concepto y te verás efectivamente así. ¡Suerte!

Artículo de Karen Uribarri en Terra Networks Chile

Be Sociable, Share!

Comments

2 comentarios to “Cómo sentirse sexy estando desnuda”
  1. Lo importante es sentirse bien con una misma y dejar de lado los complejos. Nadie es perfecto .

  2. ESTEFANIA dice:

    BUENO YO DIGO KE ES DE LO MEJOR SENTIRSE SEXI I ES UNA ATRACTIVIDAD PARA LOS HOMBRES KE SE LE PARA ESE MACHETE PARRIBA NIJODA CUANDO A LAS MUJERES NOS VEN ELLOS A NOSORAS LAS REINA BUENO ESTO ES TODO LOKETENGO KE DESIR GARSIA SE LES KIERES A TODOS LOS HOMBRES DEL MUNDO CAHAITO PZ SE LE AMAS GOOD BAY