Sobrevivir a la navidad en pareja

navidad pareja sobrevivirLas fechas navideñas parecen ser días de amor y alegría en pareja, pero con frecuencia también proporcionan el marco perfecto para las discusiones de pareja. Las cenas familiares en casa de los suegros o la disyuntiva de decidir con qué familia pasar las fechas importantes pueden acabar con la paciencia de ambos y desembocar en discusiones nada agradables. Para que aproveches las fiestas navideñas de manera relajada y disfrutes de los días de vacaciones en pareja, nada mejor que seguir estos consejos.

Noche de paz, noche de amor (en pareja y en familia)

Es importante que reservéis unos días o unas horas para vosotros. Por ejemplo, pasad Nochebuena con la familia de él, Navidad y Reyes con la de ella, y Nochevieja en privado, los dos solos. Podéis preparar una cena de lo más romántica y después no es obligatorio salir: en el dormitorio os lo podéis pasar mucho mejor que en una discoteca abarrotada.

Las navidades son fechas familiares, sí, pero también unos días de vacaciones. Es el momento ideal para hacer alguna escapada en pareja, desconectar de la rutina y del trabajo. En un hotel wellness, por ejemplo, en el que disfrutar de la sauna y del spa. Si la crisis no os lo permite, trasladad el hotel a casa: velas en la habitación, aceite de masajes ¡y a practicar!

Mucho cuidado con las discusiones de familia tan recurrentes en las comilonas navideñas. La suegra insiste en el tema de "para cuándo los niños", el cuñado te harta con sus bromas insoportables y demás tópicos. Tómatelo con calma, piensa que son un par de días al año y no merece la pena llevarse un mal rato. Es mejor evitar el conflicto, poner buena cara y pensar en otra cosa.

Por otra parte, también hay que llegar un acuerdo (tácito o no) en la decoración navideña. Si te gusta montar el belén, poner un árbol y llenar la casa de espumillón, intenta implicar a tu pareja en tu mundo y hacedlo juntos. Si él/ella odia estas cosas, respétalo, hay que entender que no todos tenemos los mismos gustos.

Por último, atención con el tema del dinero. Tendemos a despilfarrar en dulces, regalos y lujos, así que ajustaros a un presupuesto elaborado en común. Así, la cuesta de enero costará mucho menos y no habrá reproches.

Por lo demás... ¡Feliz Navidad y que disfrutéis de estas fechas en pareja!