te presenta a tu pareja ideal
 

be2 - Entrar al área de usuario


Todavía no has introducido tu nombre de usuario/contraseña Dirección de email no válida El nombre de usuario no existe

HISTORIAS GANADORAS DEL CONCURSO “EL AMOR ES UN REGALO”

Ganadores del concurso de historias de amor "El Amor es un Regalo"

Por:  Susana Dolzani

..."UN ENCUENTRO SIEMPRE ES UN MILAGRO"... EL AMOR ES UN REGALO ...Como todos los domingos, Nuchi , después de desayunar y ya sentada en posicion de loto dispuesta a su practica fiel de Meditación..escucha las campanas que anuncian  la primera misa ....mira el reloj, y solo faltaban 5 minutos para el inicio de la misma..dudó unos segundos..pero algo la impulsó ..tomó su jeans gastados, sus botas, se arregló un poco el pelo, y a las 9 puntual estaba sentada sola en el banco de la Iglesia, ..comienza la misa... y en el momento de dar la Paz (gesto este que ocurre durante la celebración).. un hombre , alto canoso y de anteojos se acerca y le da la mano....Nuchi, no se sorprende dado que esto es común y normal, lo ha realizado siempre a lo largo de tantos años que frecuenta la iglesia, pero... al salir y mientras bajaban los escalones, que llegan a la vereda, Él se acercó...caminaron juntos...charlaron..tomaron un café...y como... las coincidencias de sus vidas, los entusiasmaba cada vez más, después vino el almuerzo...y después...y después...sus corazones ya se habían tocado, en tan poco tiempo, ERA UN MILAGRO! --Nuchi pensó tengo 50 años esperé esto toda mi vida SOY FELIZ!!! AL FIN ME TOCO A MI!!.y así pasaron dos meses.... ambos vivían en el mismo barrio por lo tanto todo estaba a su favor, para verse todos los días y proyectar su vida juntos...era mitad del mes de Septiembre, el paisaje y el aire anunciaban la llegada de la Primavera, distintas a otras ,ella hoy estaba acompañada... ..la presencia de Luis en la vida de Nuchi le disipó sus dudas y miedos interiores.... no dudaba...AMAR ERA POSIBLE!.. ...pasar la Navidad...en el pueblo donde ella había nacido junto a sus familiares era  uno de sus proyectos.. lo hizo...pero sola...Luis ya no estaba en su vida..la había dejado unas semanas antes, confundido él con emociones pasadas sin resolver...decidió..dejar todo ahi...no seguir comprometiéndose más... ...confundida..y con la herida en su corazón...sus lágrimas limpiaron una y otra vez...el resto de su ilusión... ...la pregunta porqué ...porqué....porqué...fueron su  desahogo... ..y asi la Nochebuena, no fué distinta, estaba junto a su familia como otras tantas Navidades! ...su corazón si estaba distinto !! ....

había conocido EL AMOR...

FIN

AROMA A HELADO DE VAINILLA

Con los ojos abiertos y recostada en la cama, abrazando la almohada, Anelia recordaba el torrencial aguacero que caía esa tarde, cuando conoció a Alberto, tenia la costumbre de recordar con los ojos abierto, no tenia necesidad de cerrarlos para evocar las imágenes, con los ojos abiertos lo hacia mejor, decía ella que era mas intenso, mas real. El encuentro  sucedió así, ella venia caminando muy rapidito con su sombrilla color arcoíris, por el anden, pues los autos suelen  jugar a echarte el agua de la calle encima, cuando de pronto! Zass! alguien sin permiso se había colado en su sombrilla diciendo! Hola, hoy harás de buena samaritana y no permitirás que este prójimo se moje… mucho gusto me llamo Alberto… Hacia ya mas de un año que Alberto había partido al extranjero, pero Anelia no solo recordaba el primer encuentro, sino todo lo que vivieron esa tarde y durante esos dos meses antes de su viaje, las llamadas de mas de 90 minutos, los correos de paginas enteras, las palabras susurradas al suavemente al oído, los besos en las plazas y parques públicos y los íntimos y privados, los paseos bajo la luz de la luna o simplemente  caminar bajo la lluvia, dejándose mojar como niños felices haciendo travesuras. Pero  Alberto, su Alberto no estaba junto a ella y lo extrañaba tanto… se incorporo lentamente, tomo su abrigo y decidió dar un paseo, para conjurar a la nostalgia, se acercaba el día de navidad, pero  ya Alberto, le había adelantado que para estas fechas tampoco podría estar con ella, pues habían surgido dificultades que habían hecho imposible terminar el proyecto y hasta no concluirlo no podía regresar… ya las casas y las calles alumbraban requeté bonitas, todo era luz, color, bondad,  amistad, pero sobre todo amor.  Anelia sentada en un  parque cercano a su casa, contemplaba la torre  de una  la iglesia hermosamente adornada con una estrella gigante y muy brillante, las gentes paseaban alegres, los niños correteaban, las parejas cogidas de la mano, se miraban tiernamente, ancianos sentados en las bancas conversaban y sus rostros reflejaban felicidad, pero Anelia  estaba triste en medio de tanta felicidad, su corazón  esperaba y para los que esperan el tiempo no pasa, el tiempo parece que se ha detenido en aquel ultimo beso, aquella ultima caricia, aquella ultima mirada, aquella mano diciendo adiós, la silueta que se trago la puerta del tren o del avión…cerrando los ojos exclamo !otra navidad sin ti¡ y se quedo un rato en silencio suspirando… Al abrir los ojos una anciana estaba sentada a su lado y con voz suave le pregunto -¿por quien suspiras  pequeña hermosa? esta navidad tu deseo mas grande se hará realidad, porque aunque no lo digan tus labios, lo deseas tanto que tu corazón lo esta gritando, confía ya veras que tengo razón, beso su frente y se alejo. Anelia todo le pareció como en un sueño y regreso a su casa  tarareando una canción, cuando hacia mucho tiempo que no cantaba y menos una canción navideña. Los días trascurrían tranquilos excepto por el alboroto típico de las fiestas navideñas, entre tanto, Anelia continuaba con su rutina habitual y de vez en cuando recordaba y pensaba en la anciana y en sus palabras. Esa mañana  se levanto sin mucho animo, pero un sol radiante entrando por su ventana  le dio los buenos días y hasta le guiño un ojo , se tomo un café, arreglo la casa y sin darse  cuenta sus pasos la llevaron a la habitación donde guardaban la caja del árbol de navidad y todos los adornos y no  pudo evitar que lagrimas de  tristeza rodaran por sus mejillas, pero aun así, adorno la casa ,armo el árbol, y un pequeño pesebre, al terminar miro todo a su alrededor y esbozo una sonrisa, también hacia mucho tiempo que no sonreía, pero la navidad era hermosa, hacia brotar lo mejor de las gentes, y ella no podía ni quería huir de ese espíritu, el espíritu navideño  que lo inundaba todo, se dio ánimos, se ducho rápidamente y salió a comprar algunos regalos  una botella de vino y algo para preparar la cena, invitaría a la vecina que siempre la miraba con cara de interrogante, pues era nochebuena,  había que celebrar, dar gracias por la vida,  por el amor, por las personas, por el sol, por la lluvia, por la luna, por todo lo bueno y hermoso que Dios había creado y también por enviarnos a su hijo y  permitirnos verlo nacer cada año en  nuestros corazones y en nuestros hogares. Estaba terminando de arreglando la mesa, cuando tocaron la puerta, era La vecina con cara de interrogante que se excusaba, pues su suegra por primera vez en muchos años y a última hora la invitaba a esperar el niño Dios con ella. Era ya tarde para invitar a otras personas, termino de arreglar la mesa y se puso a contemplar el cielo por la ventana, era un anoche hermosa, no cabía duda, sonó el teléfono, algunas amigas llamaban a desearle una feliz navidad. Un  poco mas tarde, nuevamente tocan la puerta, ¿quien es ?  una voz desconocida al otro lado responde, soy de la oficina de mensajería traigo un regalo para Ud. Me  retrase un poco, para la entrega pero ya estoy aquí me  recomendaron mucho este regalo, es  especial y debo entregarlo antes de la media noche, entre sorprendida y temerosa abre lentamente la puerta...pero no hay nadie,  solo una pequeña caja,  la recoge, da unos pasos  mira y antes de entrar con curiosidad abre la pequeña caja, dentro hay un corazón de cristal rojo cuyos destellos la deslumbran por un instante,  haciéndola cerrar los ojos, se queda pensando en la ultima puesta de sol que ella y Alberto contemplaron juntos, en las rosas que le regalo sin motivo alguno, solo porque eran lindas y se parecían a ella, en el pajarillo que  picoteaba el vidrio de la ventana y hacia las veces de  despertador, en el helado de vainilla…sí el helado de vainilla y sentía el aroma del helado de vainilla… era porque…abrió los ojos y allí estaba Alberto, el sonreía dulcemente y ella se miraba en sus ojos,  y ese corazón rojo lleno de amor, era el corazón de Alberto que solo latía  por ella. El era el regalo que el niño Dios le había traído, para que siempre estuviera con ella esa navidad y todas las navidades de su vida.  

Relato: El amor es un regalo

Por:

Osvlado M. valdomartz

Esta es la historia de Oscar y Lili, Oscar era un joven de 30 años que tenia 6 meses de haber terminado una relacion que solo le trajo dolor, mientras Lili era una chica de 27 años cansada de salir con chicos que solo la buscaban con llevarla a la cama, ambos conducian rumbo a casa de sus padres a festejar la navidad y Lili iba pensando sabiendo lo dificil de llegar a casa sin pareja y la duda sobre que le depararía el amor el siguiente año, mientras tanto oscar pensando si algún día encontraria el amor como el que tuvo alguna vez. Sin darse cuenta del lo dificíl de la curva que estaba por venir, el coche de Lili impacto en la defensa trasera del coche de Oscar para fortuna de ambos, solo habían sido un par de tallones en las defensas, sin embargo ambos bajaron preocupados y mientras se observaban oscar pensó que linda chica de seguro tendrá novio y  Lili pensó por qué no esta enojado este chico si le acabo de chocar su auto? Mientras más se miraban sin decirse nada el único choque que ocurrió fue el de dos corazones sin dueño y mientras ambos se reencontraban con el sentimiento de tener mariposas en el estomago no sabían que decirse, finalmente, ambos intercambiaron teléfonos para según arreglar lo del choque pero durante el siguiente año se la pasaron saliendo hasta el día que se juraron amor eterno, pero eso si siempre recordando que aquella noche habían recibido el mejor regalo de navidad de sus vidas el del verdadero amor
Regístrate ahora ¡gratis!
Mujer Hombre
Mujer Hombre

Al hacer clic en el botón superior prestas tu conformidad con los "Términos y Condiciones Generales de Uso" y la "Política de Privacidad".