El regalo perfecto para San Valentín

 

be2 amorSan Valentín se acerca y, para todos aquellos que queréis ser prevenidos y haceros con un buen regalo de San Valentín a tiempo, escribo hoy un artículo sobre las mejores sorpresas románticas con las que deleitar a vuestra pareja. Hay que decir que San Valentín es una fecha, hoy en día, un tanto comercial.

Por eso, muchas parejas de novios prefieren no celebrarla y hacerse regalos en otras ocasiones, como un cumpleaños o aniversario. Sin embargo, la mayoría de nosotros somos poco detallistas, menos de lo que nuestra amada pareja se merece. Por eso creo que está bien tener una fecha, un día al año, que nos recuerde que es el día del amor. Y, si estamos enamorados, deberíamos celebrarla.

El regalo de San Valentín no tiene por qué ser un regalo caro. Tampoco, necesariamente, las típicas rosas (para ellas) o un libro (para ellos). Te propongo a continuación una idea con la que deslumbrar a tu pareja el día de San Valentín. Este regalo quedará en la mente de ambos por mucho tiempo.

La mayoría de las parejas se queja de que no pasan juntos tiempo de calidad. Las horas que nos quedan libres después del trabajo, de los estudios, de ocuparnos de los niños... no son precisamente el momento del día en el que más ganas tenemos de dedicarnos a nuestra pareja. Por eso, San Valentín puede ser la ocasión perfecta para regalar tiempo, amor y placer. Tómate un día libre y cocina para él/ella. O hacedlo ambos y pasad un día entero en casa, sin más preocupaciones que vosotros dos. O reserva una terapia para dos en algún spa de tu ciudad. Hay bonos 2x1 con ofertas irresistibles. También puedes alquilar una habitación en algún hotel con encanto, ni siquiera hace falta que os vayáis de viaje. Así, tendréis una noche especial para recordar, juntos, sin interrupciones.

Lo importante es que consigas sacar tiempo para tu pareja y demostrarle, durante esas horas, lo mucho que lo/la quieres y cuánto te importa. San Valentín es la ocasión perfecta para hacerle este regalo. Y lo mejor es que se lo puedes anunciar el 14 de febrero, pero celebrarlo cuando tú quieras. Así, el regalo parece doble (y el precio, la mitad, porque lo pospones a una fecha menos reclamada).