Cuánto esperar para tener sexo con un hombre que acabas de conocer

Has conocido a alguien especial y te mueres de ganas por irte a la cama con él/ella; por otra parte, no quieres que piense que eres un/a lanzado/a. Es una historia habitual: conocemos a una persona que nos encanta, quedamos para un par de cafés, incluso alguna cena. Pero después de la última copa, siempre os vais a casa separados. Te damos las claves para saber cuándo estás preparado/a para irte a la cama con esa persona.

mujer

No queremos ser machistas, pero por tradición, todavía hoy son las mujeres quienes más se lo piensan antes de acostarse con un hombre. Por eso centramos el artículo en ellas, para que, como mujer, tomes esta decisión con cabeza y de manera consecuente.

En primer lugar, piensa qué es lo que esperas de esta nueva pareja. Si el hombre te atrae, pero ya has notado algún rasgo en su carácter que te impediría llevar una relación de pareja con él, no hay motivos para esperar. Disfruta del sexo con él y no le des más vueltas. Eso sí, asegúrate de dejarle claro que por tu parte no va a haber nada más, para que no se haga falsas esperanzas.

Por el contrario, si el chico que acabas de conocer reúne las cualidades para ser tu futura pareja, quizás deberías tomártelo con un poco más de calma. Probablemente, si estáis destinados a estar juntos, podríais acostaros en la primera cita y comenzar así la relación. Pero siempre es conveniente hacerse de rogar, no ponérselo fácil. De esta forma descubrirás si él también está interesado en algo más o sólo quiere llevarte a la cama.

Dicen que la mayoría de las mujeres espera a la tercera cita con el hombre al que acaban de conocer para tener sexo con él. Está claro que no se puede generalizar, pero sí parece un tiempo razonable. Hoy en día, está bien jugar con ventaja por un tiempo, pero tampoco tenemos que privarnos de algo que nos apetece igual que a ellos. La ocasión perfecta debería conjugar un 50% de espontaneidad y otro tanto de planificación. Es decir, acuéstate con él en el momento en el que te apetezca y te lo pida el cuerpo, pero asegúrate de estar depilada para ese día. Al fin y al cabo, todavía no os conocéis tanto y esta primera impresión (y relación) sexual puede determinar mucho de lo que pase en el futuro.

En cualquier caso, como mujeres independientes del siglo XXI deberíamos restarle importancia al asunto sexual. No deja de ser una parte más de las relaciones, tan importante como los celos o la confianza en nuestra pareja. Es posible hablar y, sobre todo, mejorar las relaciones sexuales. Así que, si la primera vez con ese hombre que acabas de conocer no te convence, ¡inténtalo una segunda!