Cómo superar una infidelidad

infedilidad

No todas las infidelidades son iguales. Una infidelidad repetida o haber sido infiel con un/a amigo/a de la pareja es difícil de perdonar. En otros casos, la infideidad es la confirmación de que algo no funciona dentro de la pareja. Por eso, puede llegar a verse no como un final, sino como el punto de partida para solucionar los problemas de pareja. Por una parte, una infidelidad que afecta a una relación desgastada o poco afianzada puede ser difícil de superar. En cambio, en una relación de pareja sincera y madura, es posible que el amor termine triunfando.

Está claro que sufrimos si nuestra pareja nos es infiel. Los sentimientos de dolor se mezclan con los celos, la humillación y la rabia. Para atenuar estas heridas es recomendable plantearse, en primer lugar, si estamos dispuestos a luchar por la relación. Si la respuesta es afirmativa, sigue leyendo.

Para superar una infidelidad, es necesario desahogarse. Exprésale tus sentimientos, tu frustración y tu ira a tu pareja. Comparte la situación con amigos o familiares sólo si sabes que su posición será neutral y te darán consejos objetivos.

Tanto si tú has sido infiel como si has sufrido una infidelidad, es necesario hablar de lo sucedido en pareja. De esta forma, se pueden averiguar las causas y ponerle remedio: castigo, venganza, aburrimiento, soledad... Una vez establecido el motivo de la infidelidad es el momento de resolverlo. Quizás vuestra relación necesite de más confianza, atención, independencia, entrega, autoestima... Sólo vosotros podéis averiguarlo y superar la infidelidad.

Pensad que, con amor y valentía, es posible superar la infidelidad. Asimismo, hace falta una declaración de intenciones, la certeza de que no volverá a ocurrir en el futuro. Sed pacientes, porque la reconstrucción lleva tiempo, pero pensad de manera optimista porque la relación que forjéis en el futuro será mucho más sólida que la actual.

¡Mucha suerte!